Llega un punto de la vida donde podemos comenzar a sentirnos como esclavos del trabajo y sin tener el resultado que quisiéramos en nuestro bolsillo. Trabajar, pagar deudas, trabajar, un ciclo sin fin en el que definitivamente no queremos estar.
3 (2)Una vez alguien dijo: “Locura es hacer lo mismo una y otra vez, esperando obtener resultados diferentes”. Si el resultado que hemos estado obteniendo en los últimos años de nuestra vida no nos gustan, es hora de cambiar.

Piensa en la vida que quieres tener, proyecta un futuro ideal, ¿quién quieres ser?, ¿dónde quieres estar?, ¿qué quieres estar haciendo?

La frase “todo está en la mente”, es muy cierta. Comenzar por dejar de menospreciarnos o creernos “pobres” ayudará a motivarnos y al tener una mentalidad de abundancia, el ir hacia nuestras metas será más sencillo.2 (3)

De ser posible, intenta no llenar tu mente del consumo de la publicidad, ese que nos lleva a querer tener todo lo que vemos. Elimina gastos innecesarios, basta de compras que no hacen falta, ningún gasto por más pequeño que parezca, es pequeño, todo suma y en conjunto terminamos gastando más de lo que quisiéramos. Comienza a tener una vida minimalista.

Examina tus ingresos y egresos e intenta llevar un control de ellos, ya sea en una app del celular o incluso anotarlos en una libreta.1 (7)

Haz un presupuesto de tu mes.

Gana más. Invierte en algo nuevo que te esté generando un ingreso extra.

Poco a poco ve pagando todas y cada una de tus deudas. A su vez ahorra un porcentaje de tus ingresos y ve aumentándolo mes tras mes.

Al principio puede que sea algo difícil, seguir una manera nueva de administrarse o intentar cambiar de mentalidad, pero seguro traerá buenos e incluso mejores resultados a los que esperabas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *