Si lo has notado, tener casa propia ha sido la base del sueño personal, el fundamento de una familia feliz y la garantía de seguridad financiera a largo plazo por muchas generaciones. 

Tener un hogar propio tiene muchas ventajas, pero tal vez no estés consciente de todas. Algunas no tan obvias son:

 

1. Sentimiento de logro y orgullo

Logro-y-orgullo

Tener tu propio hogar te dará un tremendo sentido de orgullo. Alquilar un apartamento es excelente y todo, pero realmente nunca sentirás que eres dueño de una parte de este mundo. Ser propietario de una casa es una de las mejores sensaciones que hay, obtienes un sentido de pertenencia, te sientes seguro, tranquilo y bien establecido en la vida.

Muchos compradores de vivienda por primera vez, descubren que una vez que han comprado una casa, muchos otros aspectos de su vida personal parecen caer en su lugar. La seguridad y la tranquilidad que conlleva ser dueño de una propiedad es un gran logro en la vida de muchas personas y, una vez que superan los obstáculos, descubren que otras metas que se habían propuesto alcanzar, son mucho más fáciles y accesibles.

 

2. Eres parte de una comunidad

Comunidad

Cuando te mudas a un vecindario automáticamente te conviertes en parte de esa comunidad, tú y tu familia hacen nuevos amigos, se cuidan unos a otros y por ende, terminas sintiéndote más seguro y tranquilo. 

Existe un gran sentido de pertenencia a la comunidad una vez que posees una casa. Comienzas a sentirte más apegado a la ciudad y su gente. Te encontrarás más involucrado con los eventos comunitarios: lo que está sucediendo con las escuelas, carreteras y centros comerciales en tu área.

 

3. Libertad de vivir en tu propio castillo

Libertad

Para muchos, la libertad de vivir como lo desean es el objetivo principal en su vida. En tu propia casa, ya no estás obligado a respetar las reglas de tu arrendador. Puedes decorar tus habitaciones como lo desees. Todo, desde el papel tapiz hasta los muebles, pueden ser según tu elección. 

Cuando se trata de renovar o alterar el paisaje, no necesitas pensar dos veces en aprobaciones y gastos. Tu casa se convierte en tu castillo. Además, cualquier modificación o renovación que hagas será para tu beneficio y no para el del arrendador o de los próximos inquilinos.

 

4. No hay problemas para las mascotas

Mascotas

Si te gustan las mascotas, entonces tu propia casa es un lugar ideal y feliz para tenerlas, ya que no habrá restricciones. Además, tu propia casa será un lugar más seguro para las mascotas. Incluso puedes tener muebles diseñados exclusivamente para ellas.

Una casa es una inversión tanto del punto de vista financiero como del de tu bienestar y el de tu familia. Si deseas obtener más información sobre los beneficios de ser dueño de tu propia casa o encontrar casas nuevas de calidad a la venta, comunícate hoy con Impulsa.

 

En Impulsa, llevamos más de 2 décadas construyendo firmemente lazos de confianza, compromiso, integridad y profesionalismo con cada uno de nuestros clientes:

• 28 años de experiencia construyendo hogares

• Más de 45 proyectos construidos

• Más de 8000 hogares felices entregados

• Sistema de Confianza Total

• Trato cercano y especializado

• Certificado de calidad (ISO-9001)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *