Existen muchas razones para tener tu propio hogar; independencia, libertad, entre otros. Sin embargo, la mayoría de las personas no conocen las ventajas y los beneficios financieros que pueden tener al ser dueños de una casa.

A continuación, te mencionamos algunas importantes:

 

1. Ser dueño, es una inversión que te regresa más de lo que pagas.

Inversión-que-regresa

A diferencia de un automóvil y muchas otras compras que disminuyen en valor, una casa es una compra que se aprecia con el tiempo. Si bien cada mercado local tiene sus propios factores únicos, el precio promedio nacional de las casas aumenta cada año, incluso en tiempos de recesión.

A medida que pagas tu hipoteca cada mes, el monto de tu deuda disminuye, mientras que el valor de tu vivienda sigue aumentando, esto crea el poder de compra y reinversión.

 

2. Ser dueño te ayuda a construir un mejor historial crediticio.

Historial-crediticio

Para comprar casa necesitas un buen crédito, pero ahí no termina todo. En la medida en que pagas bien tu hipoteca, esta se convierte en tu mejor carta financiera.

Esa es la deuda personal más grande que se contrae, y si quedas bien con el banco que te presta, te abrirá muchas oportunidades económicas o la posibilidad de comprar una mejor casa si ese es tu deseo.

 

3. Ser dueño te ayuda a obtener préstamos

Préstamo

Suponiendo que tu hipoteca no sobrepase tu relación deuda-ingresos, la propiedad de vivienda puede ayudarte a obtener la aprobación para un préstamo. Una vez que hayas demostrado tu capacidad crediticia, podrías ser elegible para mejores oportunidades de préstamos con tasas de interés más bajas y excelentes tarjetas de crédito con excelentes programas de recompensa. Otra ventaja en cuanto a préstamos de ser dueño es el potencial de obtener uno con garantía.

 

4. Ser dueño te da cobertura contra la inflación.

Inflación

Tu alquiler aumentará de manera regular, mientras que tu pago de una hipoteca fija a 30 años siempre será el mismo. Ser dueño te protege contra la inflación. Al igual que un terreno, los precios de las viviendas tienden a aumentar su valor en una base promedio anual.

En promedio, los precios de la vivienda tienden a aumentar, contrarrestando los efectos de la inflación. En lugar de mantener el dinero en una cuenta de ahorros, lo que causará una gran pérdida de poder adquisitivo en el momento de tu jubilación, las inversiones en bienes raíces tienen el efecto contrario.

 

5. Ser dueño es construir tu riqueza personal

Riqueza-personal

Deja de pagar la hipoteca de tu arrendador. Cuando tú eres dueño de tu casa, el monto de tu hipoteca está disminuyendo y el valor de tu propiedad está aumentando.

Una vivienda puede ser una inversión maravillosa y lucrativa, pero al igual que cualquier inversión, debe revisarse, mantenerse y, cuando corresponda, venderse. Incluso si tu casa está pagada, todavía pagas los costos de las reparaciones y el mantenimiento, los impuestos y el seguro. Pero al igual que cualquier inversión, si la posees a largo plazo, cuídala y vende cuando el mercado sea el correcto, y podrías obtener una gran ganancia.

 

Ser dueño no siempre es fácil, pero hay muchas ventajas y, sobre todo, cuando compras con Impulsa. Contáctanos para convertirte en dueño de tu propio hogar.

En Impulsa, llevamos más de 2 décadas construyendo firmemente lazos de confianza, compromiso, integridad y profesionalismo con cada uno de nuestros clientes:

• 28 años de experiencia construyendo hogares
• Más de 45 proyectos construidos
• Más de 8000 hogares felices entregados
• Sistema de Confianza Total
• Trato cercano y especializado
• Certificado de calidad (ISO-9001)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *